Blogia
mentalsys - notas

Espacios para la innovación

Espacios para la innovación

 

El artículo de ayer de la historiadora de Harvard Business School, Nancy F. Koehn en la sección Busines Day de nytimes.com People and Places that Innovate comenta un par de libros interesantes y en particular uno nuevo de Steven Johnson, pues menciona que  "ciertos entornos filtran y limitan las nuevas ideas mientras que otros parecen criar nuevas ideas sin esfuerzo aparente."

Como recientemente en la TPA se ocuparon de comparar Asturias con Silicon Valley, (Areces), y en la vecina Cantabria algunos emprendedores también lo están invocando pensemos Silicon Valley como espacio de cultura(s) que allí operan compartiendo socialmente  intereses profesionales en común y apoyándo proyectos de forma algo diferente a la nuestra.  

Entre lazos "espontáneos" de trabajo y apoyo entre investigadores, académicos y emprendedores que se generaron allí en la primera mitad de siglo pasado, florecieron más tarde fondos de inversión de riesgo que se fueron profesionalizando en la segunda mitad de siglo pasado. 

La cruza de talentos de diversa pelambre, intereses, credos y según nos cuenta las historia lo aparentemente rico en cross-polinización pasaba tanto en el trabajo como en el laboratorio , en la universidad con rectores mentores y en el café.  (que de nuestro formato "Cámara Café" tenía poco.)

En Palo Alto por ejemplo la historia de William Hewlett y David Packard construyendo dispositivos diversos y fundando HP comienza en 1934 cuando se graduaron como ingenieros de Stanford University en un clima económico difícil. No podían montar el negocio de garage que deseaban así que Hewlett se fue a Cambridge a estudiar en MIT (Massachusetts Institute of Technology) mientras Packard aceptaba un empleo en GE (General Electric) en NY, estudiando tubos de vacío. Recién en 1938 se encontraron compartiendo vivienda de nuevo en Palo Alto casi aún estudiantes e investigadores pero con el compromiso y un préstamo de 1000 dólares con ayuda de un decano (aquí mas probable sería el decano o el ex-rector saliendo en la foto) lanzaron "los estudiantes" su negocio experimentando el 50 % del tiempo y trabajando para vivir el otro 50%. Ver: Palo Alto online, las semillas de Silicon Valley.

Las bases de Silicon Valley como lo conocemos hoy se fueron cimentando también a partir de Stanford University y SAIL (Stanford Artificial Intelligence Laboratory), de Xerox PARC (Palo Alto Research Center), de ARPA (Advanced Research Projects Agency), junto al impacto en el entorno de publicaciones y formatos de vanguardia como el Whole Earth Catalog, flujos contraculturales y otros grupos de investigadores sociales, hippies y escritores "algo irreverentes" que deambularon por allí antes.

Si les interesa el tema lean el libro de John Markoff: What the Dormouse Said. How the 60s Counterculture Shaped the Personal Computer Industry. No se refiere estrictamente a Silicon Valley si no más bien a la evolución hacia la PC (personal computer) periféricos y desarrollos que ocupaban a Douglas Engelbart en ARC (Augmented Research Center), aspectos de AI (artificial intelligence) y robótica que emigraron hacia XEROX PARC, HP, Apple y Sun Microsystems entre otras.

Markoff cita y entrevista creadores e instigadores tanto de las nuevas posibilidades tecnológicas, como de las culturas y encuentros sociales que las fomentaban, mucho pasaba en Silicon Valley como le comenzaron a llamar en los tempranos años 70.  

En fin que claro que nos gusta oir que el listón anda por Silicon Valley pero temo que eso no se logra con un par de inversiones en tremendos edificios y mucha foto declamando la milla del conocimiento o la ciudad de la cultura sino con un montón de otras cuestiones y mucho trabajo de mentores de nivel y flujos de información de calidad. El talento sí que lo tenemos y algunas empresas de punta también. La gente jóven (aún) está y conoce mucho más de lo que se creen o les achacan ... Hay que desafiarlos apoyándoles en direcciones que tal vez no sean las que alegren a los sindicatos tradicionales ni a las organizaciones políticas de hoy y mucho menos me temo al corporativismo de asociaciones y entidades privadas con el tipo de inversiones, programas y formas de estudio y espacios que al momento seguimos replicando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

marina -

Me alegro que te guste y sí, se trata del encuento de personas con las pilas puestas y la confluencia de algunas cuestiones más.. gracias por el comment y síntesis

Juan Ángel -

Qué buena perspectiva, Marina. Tener un Silicon Valley en casa no es algo que se pueda comprar, sino que es una mezcla de espontaneidad y de personas -no de millones "invertidos" en chorradas. Que ojalá que Asturias se asemejara un poquito al Silicon Valley, pero lo veo difícil, y más con el planteamiento político sobre el tema.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres